Seleccionar página

Vacaciones en Roma

Audrey Hepburn y Gregory Peck, Anita Ekberg y Marcello Mastroianni, Step y Babi…Roma me inspiraba amor y cine. Es conocida por muchos como la ciudad eterna y con razón. Roma no tiene fin.

A pesar de ser una ciudad muy grande, algunos piensan que con tres días basta para conocer esta cuna de la humanidad, pero personalmente pienso que si queréis verla bien, deberíais estar mínimo un día más.

Roma es para disfrutarla en todos los aspectos y os aseguro que merece la pena visitar la Fontana di Trevi, la piazza Navona, la piazza di Spagna, il castello San Angelo, il Trastevere o San Pietro de noche. Roma es para perderse y que no te encuentren jamás.

Consigue tu descuento en Airbnb para nuevos usuarios

Dale click aquí

Vuelos

En España tenemos la suerte de poder comprar vuelos muy baratos desde muchas ciudades. Ordenando de menor precio a mayor, podemos encontrar vuelos desde Ibiza, Barcelona, Alicante, Palma, Madrid, Málaga, Santander, Valencia o Sevilla por menos de 60€ ida y vuelta.

Aquí os dejo un post que os puede servir a la hora de buscar vuelos. Mi recomendación es buscar con Skyscanner, algo más que un comparador de vuelos.

Al ser temporada baja, compré los vuelos a principio de octubre. El primero me costó 55€ y el segundo 62€ (ya os conté lo que me pasó en el post de cómo encontrar vuelos baratos). Aun así ya os digo que si buscáis con tiempo podéis encontrarlo incluso por menos de 50€, ¡todo es cuestión de buscar!

Roma dispone de dos aeropuertos: Ciampino, el más cercano (a unos 15 km de Termini) y Fiumicino (a unos 30km de Termini). Ryanair aterriza desde Fiumicino (por lo menos cuando fui en noviembre) y lleguéis a la hora que lleguéis, habrá autobuses de diferentes compañías esperando.

Consejo

En los aeropuertos españoles es muy probable que os intenten vender el autobús que os lleve del aeropuerto a Roma. ¡No lo hagáis! Normalmente la venta en aeropuertos se realiza con Terravisión, pero cuando lleguéis a cualquiera de los dos aeropuertos de Roma no sabréis que autobús saldrá primero y los precios suelen ser los mismos.

El precio de los autobuses suele ser de 5€, aunque en algunas ocasiones lo llegan a vender incluso por 4€. El trayecto dura una hora aproximadamente y algunas compañías ofrecen servicio de wifi gratuito.

A continuación, os voy a dar una lista de los diferentes precios de los abonos del transporte (metro y autobuses) y una foto que podéis ampliar dándole click y ver un mapa del metro que espero que os sirva.

Alojamiento

Aunque muchos piensen que Roma es una ciudad bastante cara a la hora de hospedarse, lo cierto es que están muy equivocados. La capital italiana ofrece una gran variedad de alojamientos que permite al viajero gastar poco pero disfrutar del tiempo que le haga falta. Eso sí, es importante saber cuales son las mejores fechas para viajar con el objetivo ahorrar.

En nuestro caso, fuimos durante una semana en noviembre del 2015 a Nápoles (2 noches)  y a Roma (4 noches).

Para Roma decidimos alquilar una habitación privada en Airbnb (a la derecha os ofrezco un link para que os hagáis una cuenta y os regalen 18€ en vuestra primera reserva) a pesar de ser más caro que los hoteles u hostales que nos ofrecía Skyscanner (aquí podéis ver cuánto os podría costar 3 noches para dos personas en zonas alejadas del centro).

Gracias a los cupones de descuento de Airbnb finalmente ¡nos costó 44€ las tres noches entre los dos! El apartamento estaba situado cerca de la catedral de Roma, a una media hora andando del Coliseo. Para ser Roma no estaba nada mal.

casa

On the road

Tal y como os he comentado, fuimos de viaje durante una semana y teníamos muchísimas ganas de conocer Nápoles, por lo que, al llegar a Roma cogimos directamente un tren en Términi que nos dejó en la estación principal de Nápoles. Estuvimos 2 días allí y luego volvimos a coger un tren hasta Roma. De este viaje os hablaré en otro post, porque a pesar de lo que puedan decir, Nápoles me dejó totalmente descolocada.

Como adelanto os diré que el hotel de tres estrellas en el que nos alojamos en Nápoles durante dos noches con desayuno incluido nos costó 56€ a los dos.

Gastos vuelo+hoteles

Por lo tanto los gastos de mi vuelo (55€ Sevilla a Roma) + hotel en Nápoles dos noches (28€) + Airbnb en Roma 3 noches(22€, la última dormimos en el aeropuerto porque el vuelo salía a las 6 de la mañana y no había buenas comunicaciones para llegar a tiempo) fue de 105€ en TOTAL.

Transporte público

Roma es una ciudad muy grande y es probable que tengáis que usar el metro o el autobús para ir de un lugar a otro. Aun así, lo mejor que podéis hacer es prescindir todo lo que podáis del metro y organizar diferentes rutas a pie para ver Roma por zonas, porque una ciudad se conoce de verdad cuando uno la patea de arriba a abajo.

El metro tiene dos líneas (azul y naranja) que recorren parte de la ciudad. El metro de Roma ha tenido un crecimiento muy lento y es uno de los menos extensos de Europa. Aun así, se puede acceder a la mayoría de los monumentos en metro.

En cuanto al autobús, tanto en Roma como en el resto de Italia pasa una cosa muy curiosa… ¡nadie paga el autobús! Con esto no quiero decir que vosotros también lo hagáis, pero siendo honesta os diré que en las 9 ciudades italianas en las que he estado no he pagado nunca y jamás he visto ningún revisor.

De hecho los italianos al entrar por las puertas tampoco pagan, y según leí en el libro Otoño romano de Javier Reverte cuando entraba una pareja de revisores muy de vez en cuando, los romanos salían en estampida. ¡Así que imagináos!

Aun así, ya os digo que deberíais intentar usar el transporte público lo menos posible, porque andando se conoce realmente una ciudad.

¿Por qué debéis visitar Roma al menos una vez en vuestra vida?

Puede que suene exagerado, pero Roma es una ciudad que hay que visitar como mínimo una vez en la vida. Incluso me quedo corta, porque cada vez que voy a Roma descubro lugares diferentes que hoy quiero compartir.

Podría enseñaros todo lo que hay que ver en Roma por “rutas” o por cercanía. Así, cuando he ido a Roma siempre he empezado a verla por la “piazza del Popolo”.

Piazza del Popolo: La plaza se encuentra situada al comienzo de la Vía Flaminia y constituía la entrada a la ciudad en tiempos del Imperio. Desde la plaza nacen tres importantes calles; a la izquierda Vía del Babuino, a la derecha la Vía di Ripetta y en el centro la Vía del Corso. 

Transporte: Metro: Flaminio, línea A. Autobús: líneas 95, 117, 119, 490, 495 y 926.

Villa Borghese: Es uno de los parques urbanos más grandes de Europa y combina el arte y la naturaleza a la perfección. Si tenéis tiempo de sobra y queréis pasar un día tranquilo o comer estilo “picnic” este lugar es perfecto para ello.

En su interior podéis ver la Galería Borghese, uno de los museos más importantes de la ciudad. Está abierto las 24 horas y se sitúa justo al lado de la Piazza del Popolo.

Iglesia de Santa María del Popolo: Situada en piazza del Popolo. En el año 1513 alguno de los principales artistas de la época, como Pinturicchio, Rafael, Caravaggio y Bernini recibieron el encargo de decorar las paredes y techos del templo. A pesar de no ser una de las mejores iglesias, si es cierto que llama mucho la atención su decoración.

La entrada es gratuita. El horario es el siguiente: De lunes a sábado: de 7:00 a 12:00 y de 16:00 a 19:00 horas. Domingos: de 8:00 a 13:30 y de 16:30 a 19:15 horas.

Vía del Corso: Es la calle principal de Roma que cuenta con cientos de tiendas comerciales. Empieza en la Piazza del Popolo y termina en la Piazza Venecia. Charles Dickens, cuando visitó Roma en 1844, la describió así:

El corso es una calle de una milla de longitud, una calle de tiendas, palacios y residencias privadas que, a veces, se abren a una vasta piazza. Hay terrazas y balcones de casi todas las formas en casi todas las casas […] colocados con poco orden o regularidad”

Aquí podéis encontrar tiendas como Zara, Adidas, Nike, Brandy Melville, Vans, Kiko Milano y muchas más.

Piazza Spagna: Es una de las plazas más conocidas de Roma. Podéis acceder a ella desde la Via dei Condotti(famosa calle para ir de compras), la Via Frattina y la Via del Babuino (con varios palacios del siglo XVII y XVIII).

Transporte: Metro: Spagna, línea A (naranja).

La Fontana di Trevi: Creo que no exagero si digo que es la fuente más bonita que existe e incluso me he llegado a preguntar por qué no es una de las siete maravillas del mundo. Me inspira paz, armonía y unas ganas locas de lanzar una moneda para poder regresar a Roma una y otra vez. Está situada en una calle cercana a la Via del Corso y se ha convertido en un sitio muy romántico de Roma.

De hecho, he llegado a descubrir hablando con otras amigas que han ido a Roma, que Trevi es un lugar perfecto para pedir matrimonio a tu pareja, porque casualmente fuimos en fechas diferentes y las tres vimos cómo un chico le pedía matrimonio a su chica mientras toda la plaza les miraba.

La fontana di Trevi es un lugar que se debe admirar tanto de día como de noche y probablemente una de las cosas que más pena me de es la cantidad de gente que va a la plaza simplemente para lanzar una moneda y hacerse una foto. No se detienen para contemplar la belleza que hay en ella, a veces simplemente les importa lo turístico.

Como curiosidad, debéis saber que el nombre de Trevi deriva de tre-vie (tres vías) tres calles que se unían justo aquí.

El Panteón de Agripa es sin duda el edificio mejor conservado de Roma. Mide exactamente lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros. La cúpula, con el mismo diámetro, es mayor que la de la Basílica ce San Pedro. En su interior encontraréis las tumbas de numerosos reyes de Italia y obras de arte.

La entrada es gratuita y su horario es de lunes a sábado: de 8:30 a 19:30 horas y los domingos: de 9:00 a 18:00 horas. Se encuentra situada entre la Fontana di Trevi y la Piazza Navona. Transporte: Metro: Barberini, línea A (naranja).

Piazza Navona: Puede que Roma tenga muchas plazas, pero pocas como Navona. En la plaza hay tres fuentes, dos de ellas construidas por Giacomo della Porta y otra por Bernini. Los dos edificios más importantes que presiden la plaza son el Palazzo Pamphili y la Iglesia de Santa Agnes.

Como curiosidad, hasta mediados del siglo XIX, cada verano se cerraban los desagües de las tres fuentes y la parte central de la plaza se inundaba para convertirse en “El Lago de la Plaza Navona”.

La plaza está rodeada de restaurantes con terrazas que provocan que haya siempre mucho ambiente. Probablemente lo que más me guste de esta plaza son los artistas callejeros que hacen de ella un lugar mágico en el que poder comprar acuarelas, escuchar a algún músico o ver a un grupo de bailarines animar al público.

Monumento a Vittorio Emanuele II. A pesar de que a los romanos no les guste este monumento debido que para construirlo derrumbaron un gran área de la colina capitolina y demolieron de un barrio medieval, lo cierto es que es ¡espectacular!

Es un edificio blanco que quizás no pegue mucho con el resto de Roma pero por eso lo hace especial. En su interior hay un museo dedicado a la unificación italiana que según me contaron no merecía mucho la pena. ¡Pero para gusto los colores, que su entrada ya es gratuita!

Plaza del Campidoglio: Está situeada a unos 150 metros del momumento a Victor Manuel, en la cima de la Colina Capitolina. Es la primera plaza moderna que se diseñó en Roma. En el centro de la plaza hay una estatua de Marco Aurelio y es muy conocida por albergar los museos capitolinos.

Como curiosidad, al final de esta plaza se encuentra  la escultura de la mítica Loba Capitolina que forma parte de la Leyenda de Rómulo y Remo. Aunque es tan solo una copia, ya que la verdadera se encuentra en el interior de los museos.

Santa María in Cosmedin: Está a unos diez minutos de la plaza del Campidoglio y aunque no os guste visitar iglesias ¡es una visita obligatoria! ¿Alguna vez habéis visto Vacaciones en Roma? si la respuesta es sí, debéis saber quela famosísima Boca della verità se encuentra en esta iglesia.

La leyenda sobre este monumento, cuenta que quien miente pierde la mano al introducirla en la boca. ¿Os atrevéis a meterla?

Lugar: Piazza della Bocca della Verità, 18. Horario: Todos los días de 9:30 a 17:00 o 18:00 horas (en función de la época). Transporte: Autobús: líneas 23, 44, 81, 95, 160, 280, 628, 715 y 716.

Palatino, Foro Romano y Coliseo: Mezclo los tres por dos cosas; lo primero porque están pegados y lo segundo porque tienen acceso con la compra de la misma entrada, que tiene un precio de 12€ ( 7,5€ para europeos de entre 18 y 24 años, y gratis para menores de 18 y mayores de 65).

El Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica. Allí murieron gladiadores y animales que eran traídos desde África para ser el centro de espectáculos y cazas. Tenía una capacidad para acoger entre 50.000 y 80.000 espectadores.

El Coliseo es simplemente impresionante. Sus medidas son 48 metros de alto y 87 de largo.

El Arco de Constantino : es el más moderno de los arcos de triunfo que se realizaron en la antigua Roma. Tiene una altura de 21 metros, una anchura de 25 y está compuesto a su vez por tres arcos.

Se encuentra situado justo al lado del Coliseo y es sin duda una de las señas de identidad de Roma. Para llegar al Coliseo y al Arco podéis coger el metro Colosseo, línea B. Autobús: líneas 75, 85, 87, 175, 673 y 810

Basilica di Santa María Maggiore: Roma es conocida, entre otras cosas, por la cantidad de iglesias que tiene. Santa María la Mayor es una antigua basílica católica considerada la más grande de las iglesias dedicadas a la Virgen María en Roma siendo una de las cuatro basílicas mayores de la ciudad, junto a San Pablo de Extramuros, San Juán de Letrán y San Clemente.

Es difícil enumerar las iglesias más importantes que hay que ver en Roma, pero en mi lista no podía faltar este impresionante templo en el que varían diferentes estilos pertenecientes a diferentes épocas.

La entrada es gratuita, su horario es de 7 de la mañana hasta las 7 de la tarde y se encuentra situada en la Piazza di Santa María Maggiore, a unos 400 metros de Termini.

TransporteMetro: Termini, líneas A y B. Autobús: líneas 16, 70, 71 y 714.

Cruzando el Tíber…

Ya os dije que Roma es una ciudad grande, pero caminar es la mejor forma de conocer una ciudad. A la otra orilla de todo lo que os he enseñado hasta ahora se encuentra otra pequeña ciudad, porque aunque no lo crean, El Vaticano es una ciudad-estado, siendo el estado más pequeño de Europa.

Tiene tan sólo 0,44 kilómetros cuadrados y entre sus murallas viven menos de 1.000 personas. Dentro del Vaticano hay cuatro cosas que no os podéis perder:

Piazza di San Pietro: Es una de las plazas más bonitas del mundo y es mundialmente conocida por ser el centro de reunión de todos los cristianos.

Las dimensiones son espectaculares: : 320 metros de longitud y 240 metros de anchura. En las liturgias y acontecimientos más destacados la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300.000 personas.

Recomendación

Entrad al vaticano por  la Via della Conciliazione, una larga calle que comienza en el Castillo de Sant´Angelo. Desde ahí admiraréis todo San Pedro de una forma inigualable, y prefiero no enseñaros foto para que lo comprobéis por vosotros mismos. Además el paseo es muy agradable y podréis encontar puestecitos que venden souvenirs mucho más barato que en el resto de la ciudad.

Transporte: Metro: Ottaviano, línea A (roja). Autobuses: Desde cualquier punto de la ciudad podéis llegar al Vaticano.

Basilica San Pietro:  acoge en su interior a la Santa Sede, siendo el templo religioso más importante del catolicismo y la iglesia donde el Papa celebra las liturgias más importantes. Tiene una capacidad para acoger a 20000 personas, mide 190 metros de longitud y la nave central tiene 46 metros de altura. La cúpula alcanza una altura de 136 metros.

Como curiosidad debéis saber que San Pedro está enterrado en la basílica. 

Entre las obras de arte que se pueden encontrar en su interior destacan La Piedad de Miguel Ángel y la estatua de San Pedro en su trono. Esta última tiene el pie derecho desgastado por los besos de los fieles.

Horario de visita: Desde noviembre hasta marzo: de 07:00 a 18:00 horas. Desde abril hasta octubre: de 07:00 a 19:00 horas. La cúpula abre una hora después y cierra una hora antes. La entrada es gratuita, pero subir a la cúpula cuesta 6€ a pie y 8€ en ascensor, aunque las vistas son impresionantes.

Museo GRATIS

¿Sabéis lo mejor? El último domingo de cada mes la visita es ¡GRATUITA! Eso sí, las colas siempre son muy pesadas, por lo que os aconsejo que vayáis muy temprano. De hecho, cuando fui con mi amiga hace cuatro años nos tuvimos que levantar a las 6 de la mañana para poder entrar temprano, y aun así al llegar ya había gente esperando…

Museos vaticanos: Es una de las colecciones de museos más grandes del mundo y se necesita mucho tiempo para poder verlo al completo. Además aquí dentro se encuentra La capilla Sixtina, sin lugar a dudas la más bonita que he visto en mi vida. Sinceramente pienso que merece la pena pagar los 16€ (para adultos) u 8€ (Desde los 6 hasta los 26 años).

Horario de visita: De lunes a sábado de 9:00 a 18:00 horas (último acceso 16:00). Último domingo de mes de 9:00 a 14:00 horas (último acceso 12:30), resto de domingos cerrado. Cerrado 1 y 6 de enero, 11 de febrero, 19 de marzo, 12 y 13 de abril, 1 y 21 de mayo, 11 y 29 de junio, 15 de agosto, 8, 25 y 26 de diciembre.

Metro: Cipro-Musei Vaticani, línea A (naranja).

Castel Sant´Angelo: O también conocido como Mausoleo Adriano, es una fortaleza situada cerca de la ciudad del Vaticano, y según nos contaron, excepto por las salas decoradas y las vistas, no merece mucho la pena. Además su precio es un poco caro (10.5€ los adultos y 7€ los ciudadanos de la UE entre 18 y 24€).

Autobús: líneas 23, 34, 49, 64, 87, 280, 492, 926 y 990.

Eso sí, por fuera es precioso y merece la pena pasear desde el puente hasta llegar al Vaticano y echar un vistazo a los puestecitos que están en la orilla del río. ¡Si queréis comprar imanes, postales, tazas, algún cuadro, acuarelas, etc, este es vuestro sitio! Después de patear Roma no vi un sitio tan barato como este.

Il Trastevere: El último pero no por ello el menos importante. El trastevere es el barrio más bohemio de toda la ciudad. Sus callejuelas, sus casas, su gente., Santa María en Trastevere y sus restaurantes, hacen de él que sea mi barrio preferido.

Como parte de su historia, el Trastevere era el barrio en el que se fueron a vivir los artistas que no tenían dinero para pagar las casas en Roma, pero más adelante los ricos querían tener relación con estos artistas y se empezaron a mudar a la misma zona, lo que supuso una subida de precios.

Os aconsejo que vayáis tanto por la mañana como por la noche, porque además de tener mucha vida, es el barrio más barato para comer. Más adelante escribiré un post sobre los lugares alternativos para comer en Roma:)

Además de visitar estos “imprescindibles” en Roma se puede hacer muchas más cosas: ir al campo di fiori, al mercadillo de Via Sannio para comprar ropa vintage, ir al Ponte Milvio donde se produjo el fenómeno de los candados del amor, salir de aperitivi…

Pero eso ya,¡ os lo cuento en otro post! He intentado ordenar más o menos los sitios por cercanía, o sea que si seguís la guía lo encontraréis todo más cerca. Si os ha gustado este post, podéis suscribiros arriba a la derecha. Simplemente con poner vuestro correo electrónico os llegarán las nuevas entradas de mi blog😀