Seleccionar página

Desde que visité Budapest me enamoré por completo de ella porque es una ciudad con un toque diferente. Se divide en dos partes: Buda y Pest y entre ambas pasa el Danubio, el segundo río más largo de Europa. Buda es la antigua sede real mientras que Pest es la zona más comercial. Unos enormes puentes unen las dos orillas y forman “La perla del Danubio”.

Aunque no es tan grande como otras capitales y podrías hacer una escapada de unos tres días, nosotros estuvimos 4 y aun así nos quedamos con ganas de más. Es de esas ciudades que no te importaría volver una y otra vez, o al menos, ese es mi caso. A pesar de pertenecer a la Unión Europea, Hungría tiene su propia moneda, llamada Hungarian forint, que en español se entiende como “florín húngaro”. Para que os hagáis una idea:

1€ = 310 HUF ( Aquí os dejo un enlace para que podáis convertir euros en florines)

Apesar de que aceptan el euro, es mejor que cambiéis vuestro dinero en una casa de cambio, porque en muchas ocasiones se intentan aprovechar del extranjero y cobrar de más.

Consejo

Hay muchísimas casas de cambio pero algunas dan más florines que otras, y aunque la diferencia sea mínima, al cambiar unos 30 euros el bolsillo lo agradece. Así que id viendo las casas de cambio, comparad y cambiad la que mejor prestaciones os de.

Vuelos

Los vuelos a Budapest desde Sevilla son bastante caros. De hecho, acabo de echarle un vistazo a las compañías aéreas y cuesta casi 200€. Como curiosidad, este post lo empecé a escribir hace varios pero lo dejé apartado para escribir otros y vi que desde Málaga había encontrado uno en mayo a mitad de precio (unos 115€).

Pero casualmente, hoy me he metido en Skyscanner y he visto uno por 67€. Aquí veis que se cumple la regla que os expliqué en el post sobre cómo encontrar un vuelo barato en el cual decía que la mejor fecha para comprar un vuelo es unos dos o tres meses de antelación.

Pero aun así,  os ofrezco una alternativa:

Siempre que queráis coger un vuelo internacional y no salga muy rentable desde el sur de Andalucía o incluso desde otra parte de España, os aconsejo que busquéis un vuelo de Sevilla a Barcelona y desde allí, un vuelo hasta otro sitio europeo.

Barcelona ofrece destinos a Macedonia, Alemania, Francia, Italia, Bélgica, etc, desde 30 € ida y vuela, así que estudiad la posibilidad de coger un vuelo barato Sevilla-Barcelona (si lo cogéis con tiempo os puede costar 40€). Aquí os dejo un post sobre

De hecho, nosotros cogimos el vuelo de vuelta con Vueling de Budapest a Sevilla y hacía escala en Barcelona. Siempre que un vuelo haga escala os costará mucho más dinero, así que os aconsejo que busquéis vuestra propia escala.

Alojamiento

Hungría es un país muy barato tanto a la hora de comer como a la de hospedarse. En esta ocasión apostamos por Airbnb, la mejor alternativa a un hotel. Nuestro apartamento se encontraba en Váci Utca,  una de las principales vías peatonales y probablemente la más famosa del centro de Budapest.

Estuvimos 3 noches y nos costó 96€ a los dos, es decir, 48.5€ las tres noches a cada uno. Os recomiendo este apartamento simplemente por la localización, ya que gracias a esta casa estábamos a unos metros de los monumentos más importantes de la ciudad. ¡No teníamos que coger el metro para nada!

Además muchas veces nos hospedamos en Airbnb por que nos ofrece cocina por si queremos comer algún día en casa, pero Budapest es para  disfrutarla en todos los sentidos.

Aquí os dejo un enlace por si os queréis hospedar en el mismo apartamento que yo . Eso sí, la casa es más bonita en fotos que en persona, pero Váci Utca es de lo mejor en Budapest.

 On the Road

En este viaje hicimos un tour por tres países: Austria-Eslovaquia-Hungría, especialmente en las tres capitales. El recorrido fue Sevilla-Barcelona-Viena y de ahí a Bratislava en autobús, al igual que de Bratislava a Budapest.

Los precios de los autobuses son muy muy económicos, tanto así, que incluso echando un vistazo a Blablacar los precios son incluso más caros que el autobús y además os ahorráis el tener que contactar con los conductores. Simplemente vais a la estación de autobuses, compráis el billete y listo.

Realmente creo que no hay un precio exacto para ir de Bratislava a Budapest porque a nosotros nos hicieron una oferta de unos 9€ por persona. El trayecto duraba algo menos de 3 horas y la compañía ofrecía wifi y agua gratis ( o al menos eso pensamos nosotros, porque cogimos galletas y botellas de agua y nadie nos dijo nada).

¿Por qué debéis visitar visitar Budapest?

Antes de nada me gustaría dividir los monumentos y puntos de interés en las dos zonas de Buda y Pest, ambas “ciudades” separadas por los puentes.

El puente de las cadenas: Es el puente principal y uno de los símbolos de la ciudad húngara. Oficialmente es conocido como Puente Széchenyi en honor a su creador. Para llegar hasta allí podéis coger cualquier línea de tranvía que recorra las orillas del Danubio  el metro: Vörösmarty tér, línea M1 (amarilla).

Desde ya os digo que tenéis que ver el puente tanto por la mañana como por la noche y disfrutar del Parlamento y las vistas a Buda con la iluminación pertinente.

El Castillo de Buda: También conocido como “El palacio real” debido a que antiguamente fue la residencia de los reyes de Hungría. Actualmente, el Castillo de Buda alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

¿Cómo subir a Buda?

  • Andando por las escaleras que salen al lado del Puente de las Cadenas.
  • Andando por la cuesta que sale a la izquierda del funicular. Esta fue la opción que elegimos nosotros, ¡que somos jóvenes y no nos costaba mucho hacerlo! (Aunque queríamos morir a mitad del camino, fue bonito)
  • Subir en el Funicular Budavári Sikló: el precio es de 870 florines por trayecto (menos de 3€) y se obtiene descuento al comprar el billete de ida y vuelta. Está operativo de 7:30 a 22:00 horas.

¿Precio? Pasear por los alrededores y por los jardines es gratuito aunque los museos tienen entrada por separado. Os aconsejo que si os interesan vayáis temprano para preguntar todos los horarios.

La Iglesia de Matías : es la iglesia católica más famosa de Budapest y llama mucho la atención su colorido tejado. Se encuentra situada justo al lado del Castillo de Buda y durante muchos años fue la iglesia elegida por los reyes húngaros para casarse. ¿El último?Carlos IV.

El Bastión de los Pescadores: es un mirador situado en la colina de Buda, a pocos metros del Castillo de Buda y la Iglesia de San Matías en la orilla oeste del Danubio. Esta es otra visita obligada ya que podréis ver las mejores vistas al Parlamento.

La colina Gellért: Si cruzáis el puente de las cadenas hasta llegar a Buda y miráis a la izquierda, estaréis a pocos metros de la colina Gellért. Cuando hice mi guía de Budapest no me enseñaron en ningún momento este lugar, pero lo descubrí al cruzar el puente de Elisabeth “Elisabeth Bridge”.

PEST:

Desde Pest podréis ver todas las tiendas comerciales, parques, etc.

Parlamento: Es sin duda el edificio más representativo de la ciudad junto al puente de las cadenas o el castillo de Buda. Además es uno de los más famosos de Europa, siendo el tercer parlamento más grande del mundo (después del de Rumanía y Argentina).

Recomendación

Nosotros nos alojábamos en la avenida Váci Utca, (Pest) a unos 15 minutos andando del puente de las cadenas que estaba al lado del parlamento, pero queríamos que nuestra primera impresión del parlamento fuera desde la ciudad de Buda, cuyas vistas eran estas.

Por ello, cruzamos el puente de las cadenas sin echar la vista atrás y nos llevamos una alegría. Sus 268 metros de longitud y 118 metros de anchura hace que no pase desapercibido, y aunque parezca difícil, en persona es incluso mejor.

Ya os digo que merece la pena acercarse al parlamento para verlo de cerca y descubrir sitios como este:

Es un monumento en honor a los 20.000 fusilados judíos a las orillas del Danubio. El monumento “Los zapatos en el Paseo del Danubio” conmemora el genocidio sucedido entre diciembre de 1944 y enero de 1945 por la Cruz Flechada. En el momento que vi esa imagen se me encogió el corazón al pensar que madres, padres e hijos habían sido tirados al río como si fueran unas ratas..

En este paseo veréis el Parlamento desde muy cerca y podréis bordearlo hasta llegar a la parte de atrás que cuenta con algunos museos.

-Ópera de Budapest: Es uno de los edificios neo renacentistas más importantes de Hungría y se encuentra situado en la Avenida Andrassy, número 22. El precio ronda los 1.400 florines ( unos 5€).

-La plaza de los héroes: A pesar de ser “sencilla” ¡me encanta! es una de las plazas más importantes de Budapest, y yo diría que de las más importantes. Las estatuas que aparecen en la cima conmemoran a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría y se encuentra situada al final de la avenida más importante de Budapest, Andrassy.

-Parque Városliget: Es un parque que se encuentra situado en la Plaza de los héroes y que, para mi sorpresa, en su interior tenía diferentes atracciones para poder disfrutar de una alegre mañana húngara. Un pequeño parque de atracciones, un zoo,  el castillo de Vajdahunyad (foto) y el Balneario Széchenyi, del cual os hablé en un post bastante completito 🙂 Pulsa aquí para más información sobre los Balnearios de Budapest

Como ya habéis visto, Budapest es una ciudad que merece la pena visitar al menos una vez en la vida, no solo por sus monumentos, sino por el encanto que tiene en sí. Hay mercados de comida, bares decorados con temáticas distintas, paseos nocturnos increíbles…

Una noche estábamos paseando por el puente de las cadenas y en la orilla del río (Pest) había como un bar estilo étnico en el que ponían música con pantallas que se reflejaban en la pared del puente, copas y montaban corrillos con juegos. ¡Muy muy divertido! Ya sabéis, no os lo podéis perder 🙂  #visitaBudapest

Consigue un código descuento en tu primera reserva con airbnb

consíguelo ya!