Seleccionar página

Hoy quiero hablaros de las alternativas que han surgido a la hora de viajar respecto a trenes o autobuses.

Es cierto que desde que conocí Blablacar hace unos 4 años siempre fue mi primera opción. Me resultaba cómodo, podía contactar directamente con el conductor, era barato y siempre me ofrecía diferentes horarios que se adaptaban a mis necesidades. El problema ha llegado cuando han decidido cobrar unos gastos de gestión y, por lo menos en España, ahora la única forma de reservar es online. Es decir, haces una búsqueda en su página web www.blablacar.es o en  su app y aparecen los conductores que van a ese destino, decides con cual quieres viajar y pagas con tarjeta.

¿Aún no sabéis utilizar Blablacar?

Si todavía no sabéis utilizar Blablacar, no pasa nada. Ahora mismo os lo voy a explicar paso por paso.

Regístrate: Aunque no haga falta para poder buscar un viaje, debéis suscribiros para tener una cuenta propia en la que, a medida que vayáis viajando, los conductores puedan publicar opiniones sobre vosotros y genere confianza a la hora que otro conductor os acepte en su coche.

 

Encuentra tu viaje: Simplemente tenéis que poner el lugar desde el que salís hasta donde queréis llegar y poner la fecha exacta. A continuación os saldrá una lista de todos los viajes disponibles con diferentes precios Para explicároslo mejor os he puesto un ejemplo de Sevilla a Madrid.

Como podéis ver, en la parte izquierda hay una serie de filtros que se crean para adaptarse a vuestras necesidades en función del tiempo que tenéis para que os acepten, si el conductor tiene su perfil completo, con foto y experiencia,etc.

Seleccionar el viaje adecuado: Una vez que lo tengáis podéis hacerle preguntas públicamente (tal y como veis ahí en la foto de abajo) antes de reservar para acordar por ejemplo el lugar en el que os van a recoger o en el que os van a dejar.

Consejo

Antes de nada deberíais hablar con el conductor para comentarle el tipo de maleta que lleváis y sobretodo acordar el lugar exacto de recogida, porque si reserváis y luego no os conviene un sitio u otro, perdéis el dinero.

Cuando ya lo tengáis todo le dais a “solicitar reserva” y os va a aparecer una página en la que podréis elegir el método de pago que queráis y como podéis ver, os van a cobrar unos gastos de gestión, por lo que en este caso el pago final es de 23,47€.

Ventajas y desventajas de Blablacar

Como os he comentado, Blablacar es una de las mejores plataformas que hay respecto a las alternativas a trenes y autobuses (e incluso vuelos), pero creo que tiene una serie de ventajas y desventajas que quiero compartir con vosotros:

Ventajas:

1. Al ser tan conocida hay multitud de viajes cada día para casi cualquier lugar, lo que permite adaptarse a vuestras necesidades de horarios, conductores, puntos de encuentro, etc.

2. Blablacar funciona por todo el mundo. Yo he viajado con Blablacar por Italia y siempre me ha ido muy bien. La cuestión es generar confianza al conductor porque son muy desconfiados. Hay viajes cada día a casi todas las ciudades de Alemania, Bélgica, Francia… e incluso van de un país a otro ( Hungría-Eslovaquia o Alemania-República Checa).

**Curiosidad: En el resto de Europa no cobran gastos de gestión ¡Eso no es justo! En España tampoco debería haber.

3. Para el conductor puede ser mejor que se use la reserva online porque al pagar por internet se asegura que no le vayan a dejar tirado.

4. ¡La mayoría de las ocasiones el conductor de Blablacar te cobra casi la mitad de lo que te costaría un billete de tren o autobús!

5. Suelen ser flexibles para recogerte en un lugar u otro (quizás incluso puedan recogeros cerca de vuestra casa).

Desventajas:

La principal desventaja (desde mi punto de vista) que veo es que al ser de pago online y cobrar comisiones por ello, el precio se encarece. Además en el caso de tener prisa para coger un coche tendríais que esperar a que el conductor mirara Blablacar y os aceptara.

Incluso hay ocasiones en el que los conductores no especifican el lugar de salida exacto ni el lugar de llegada, por lo que también hay que esperar a que contesten vuestros mensajes públicos. 

***Tened en cuenta también que si reserváis un coche y luego  canceláis la reserva os quitan igualmente casi la mitad de dinero.

Por estas desventajas han surgido otras plataformas alternativas similares a Blablacar, pero que no cobran gastos de gestión.

Para que el post no se quede tan largo voy a hacer otro en el que hablaré de estas alternativas a Blablacar.

¿Quieres organizar tu viaje?

escríbeme